DÍA DEL BOCADILLO DE CALAMARES

bocadillo-calamares-horeca-hosteleria

HOY SE CELEBRA EL DÍA DEL BOCADILLO DE CALAMARES

Desde hace algún tiempo, por diferentes motivos, se celebran días mundiales, internacionales o  específicos de algo. 

Estos días pueden ser oficiales, no oficiales o populares. Lo que está claro es que existen y en mayor o menor medida se celebran.

El día de la madre, el día del trabajo, el día mundial contra el cáncer, a todos nos son familiares desde siempre. Pero algunos otros como el día mundial del circo, del beso, del vegetarianismo o de la sonrisa, nos sorprende y seguramente ni sabíamos que existían.

En este último grupo, está el día mundial del bocata de calamares, y resulta que es hoy miércoles 14 de abril de 2021.

Excelente homenaje a este manjar madrileño, que no sé por qué no se elabora en otras zonas de España, salvo en Santander donde el calamar en vez de ser cortado en anillas es preparado en bastoncillos y se les denomina rabas.

Como anécdota, me sorprendía muchos años atrás, cuando recibía visitas de diferentes clientes o proveedores de otras provincias y a la hora de cenar después del trabajo me proponían ir a comer un bocadillo de calamares con una caña de cerveza bien tirada. No podía imaginar el éxito que despertaba fuera de Madrid esta propuesta gastronómica tan común del pueblo madrileño.

bocadillo-calamares-restaurantes-bares

Tengo unos recuerdos maravillosos de aquellos bocadillos de crujientes calamares recién fritos  y colocados en una barrita de pan con puntas en ambos lados, abierta a medias para que no se cayeran los cefalópodos, más claras las anillas y más rosados los tentáculos.

Alguien que sabe de esto me recomendó, que si lo hiciera en casa, comprara calamar fresco y no pota, rejo, choco o similares. Que el rebozado sea a partes iguales de harina de trigo y de garbanzo, con un colador eliminar el exceso de harina y freír con aceite muy caliente (180º-190º) para que salgan crujientes,  una vez fritos escurrirlos sobre un papel absorbente, colocarlos sin escatimar en un pan blanco y a degustarlo con una buena cerveza.

Aunque lo mejor, es ir a uno de los excelentes locales que hay en la capital y compartirlo con amigos o familiares, donde además de disfrutar de esta apetitosa alternativa gastro, el ambiente, la compañía y el pequeño aporte a la tan castigada hostelería nacional desde hace más de un año, nos hará liberarnos del estrés y sentirnos mejor.

¡¡¡VIVA EL BOCADILLO DE CALAMARES!!!